Desarollo Personal

5 secretos judíos para tener éxito en los negocios

 

El estado de Israel tiene la tasa más alta de emprendedores en el Mundo.

¿Por qué pasa esto?

¿Hay alguna explicación que nos permita saber, por que los Judíos son los mas exitosos emprendedores del mundo?

Con tan solo 7 millones de habitantes, Israel tiene más compañías en la lista de Nasdaq ( 63 compañías) que toda Europa y cuenta con la impresionante cifra de 3850 emprendimientos de alto valor, uno por cada 1844 israelíes.

Entonces usted se estará preguntando: ¿y de donde viene el emprendimiento Israelí?

“Un inmigrante es una persona sin dinero en búsqueda de oportunidades. Una nación de inmigrantes es una nación de Emprendedores”.

La pequeña población israelí la componen más de 70 nacionalidades distintas. Los flujos migratorios son clave para el desarrollo. Contrario a muchos países, la política en Israel es como atraer más gente.

Estos son los principios bíblicos más importantes que ayudan a los judios a alcanzar el éxito en los negocios.

 

1. Trata a tus empleados con justicia

Una de las partes más difíciles de dirigir una empresa es lidiar con los empleados. Los empleados pueden ser muy demandantes: aumentos, vacaciones, gastos, conflictos y más. Cuando los judios se enfrentan estos temas, piensan en la idea de pagarles a los empleados a tiempo: “El salario de un trabajador no pernoctará contigo toda la noche hasta la mañana” (Levítico 19:13). La Torá también les ordena no aprovecharnos de nuestros empleados: “No defraudarás a un empleado pobre y desamparado, ya sea uno de tus hermanos o un prosélito que está en tu tierra” (Deuteronomio 24:14). Esto les enseña a tratar siempre a los empleados con igualdad y justicia. Aplican un nivel absoluto de justicia en lo referente al pago de sueldos de los empleados y a otros temas. No hacen diferencias basadas en raza, edad, género, religión o color. Siempre es difícil decir que no, pero cuando construyes una reputación de justicia con tus empleados, te respetan más y saben que están siendo tratados como corresponde.

2. Ten el mejor nivel de atención al cliente

Utilizan un estándar muy simple para la atención al cliente: “Ama a tu prójimo como a ti mismo” (Levítico 19:18), ponte en el lugar del cliente y trátalo como quisieras ser tratado. Mientras que muchas compañías debaten sobre qué política de atención al cliente utilizar, seguir este estándar es la mejor manera de construir una base de clientes fieles a largo plazo.

Todos preferimos ser clientes de empresas que tienen una política recta de devoluciones/cambios y que nos tratan bien. Referimos a ellas a nuestros amigos. La alta calidad de atención al cliente te puede diferenciar en el mercado y te permitirá construir una base de clientes leales. Trata a tus clientes como te gustaría que te traten a ti.

3. Sé honesto con los clientes

Como emprendedor seguro que te han surgido estas dudas: ¿Cuánto le revelamos a los clientes? ¿Entregamos exactamente lo que fue pedido o algo inferior para aumentar las ganancias? ¿Damos un poquito menos que lo que el cliente cree que está pagando? ¿Le cobramos al cliente más de lo que acordamos cobrar? ¿Realizamos las devoluciones por menos dinero? Las respuestas a estas preguntas son fáciles cuando sigues la guía de la Torá: “Tendrán balanzas calibradas y utilizarán pesos correctos” (Levítico 19:36).

Incluso si tus clientes nunca se enterarán, no los engañes. “No pongas un obstáculo delante de un ciego” (Levítico 19:14) significa no aprovecharse cuando la otra parte no sabe o no ve lo que estás haciendo en su perjuicio. Muchas veces nos enfrentamos a situaciones en las que podemos aumentar el beneficio recortando cosas o aprovechándonos del cliente de formas que jamás descubrirá. ¿Por qué no aumentar la ganancia utilizando un material más barato o enviando un producto usado? Usar partes menos costosas a pesar de que el cliente crea que estás usando los mejores componentes. Al verte enfrentado a estos dilemas, la respuesta es fácil cuando sigues el principio bíblico de no poner un obstáculo delante de un ciego. No engañes a tus clientes, incluso si no lo saben.

4. Actúa siempre como si estuvieran observándote

Tu cliente te paga de más. Recibes un reembolso dos veces. Estás en el cajero y recibes un billete de $100 en lugar de uno de $10. ¿Te quedas con el dinero que recibiste por error o lo devuelves? ¿Quién se enterará?

Los judios Sabios dicen: “Debes saber lo que está sobre ti: un ojo que ve” (Ética de los padres 2:1). Cuando entiendes que alguien siempre te está mirando, la respuesta es fácil. Actúas de otra manera y trabajas con otros parámetros. Diriges tu empresa y tu vida personal siempre con honestidad.

5. Construye una reputación de integridad y honestidad

El Talmud habla sobre las preguntas que nos harán en la corte celestial al final de nuestras vidas (Shabat 31a). La primera pregunta es: ¿Fuiste honesto en tus negocios? Esta es la primera pregunta porque es el barómetro exacto del éxito que tuvimos en la vida. No hay mayor tentación de engañar que en el marco comercial, en donde uno puede obtener más ganancias. Si puedes superar esa gran tentación, alcanzarás un alto nivel de perfeccionamiento de tu personalidad, algo que los demás valorarán. Tus clientes, empleados y quienes hacen negocios contigo querrán promover tu negocio. Cuando eres honesto, tu negocio crece. Y también tendrás la respuesta correcta para la corte celestial. Como dice el Midrash: “Si uno es honesto en sus tratos comerciales y la gente lo aprecia, se considera como si hubiera cumplido con toda la Torá” (Mejilta Beshalaj 1).

 

Aquí te dejo unos cuantos nombres de grandes emprendedores judios: Mark Zuckerberg, Larry Page, Serguéi Brin, Calvin Klein, Ralph Lauren y Steven Spielberg. Esta lista podría ser infinita te dejo los que a mi personalmente más me han llamado la atención.

 

LEE MÁS: Seis Lecciones, para aumentar tu patrimonio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *