Blog

Despertarse pronto sin sentirse cansado (Trucos)

Como la mayoría de las cosas en la vida, la calidad termina siendo más importante que la cantidad; incluyendo el sueño. Según algunos estudios  las horas óptimas de sueño deben ser entre 6 y 8 horas.

No obstante, si nos pasamos toda la noche mirando para el techo o dando vueltas en la cama, difícilmente descansarás y mucho menos cuando se trata de levantarse temprano.

Aplicando los siguientes  hábitos te darás cuenta que no hace falta dormir 12 horas para sentirte descansado y con energía para rendir al máximo al día siguiente.

Aquí tienes 6 hábitos que debes aplicar antes de dormir y cuando recién te levantes que te permitirán tener un excelente día:

Antes de dormir…

1.Evita consumir bebidas con cafeína:

Lo primero que se necesita para levantarse temprano sin sentirte cansado es llegar al ciclo de tu sueño donde logras descansar profundamente.

Una de las razones principales por las cuales nuestro sueño se interrumpe se debe a nuestra alimentación y ciertas bebidas que afectan nuestro sistema digestivo y por tanto el ciclo de sueño.

El café, la gaseosa, el chocolate son algunos ejemplos, así que evítalos al máximo luego de tu almuerzo.

Si eres de los que necesita un café para sobrevivir a tus tardes, evita tomarlo 6 horas antes de irte a dormir para lograr levantarse temprano estando recargado de energía.

2.El despertador

Respecto al despertador tenemos dos trucos para que nos cueste menos levantarnos:

Este es el truco más simple pero también uno de los más efectivos. Al poner el despertador lejos de tu cama te obligarás a tener que salir de ella para apagarlo.

Y eso “matará” en gran medida tus ganas de volver bajo las sábanas para seguir durmiendo, y así lograrás levantarte a la hora que te habías marcado.

El otro truco que yo utilizo cuando me cuesta levantarme temprano es el de poner varias alarmas para no quedarme pegado a las sábanas.

Por ejemplo: si tengo que despertarme a las 8, una alarma la configuro a las 7:45, otra a las 7:50, otra a las 7:55, y finalmente la última a las 8:00.

Así, al sonar varias veces el despertador, al final terminarás cansándote de tener que apagarlo cada 5 minutos, y te obligarás a levantarte.

Esta no es la solución definitiva para poder salir de la cama, pero es una buena estrategia especialmente al principio si te cuesta despertar pronto.

3.La manera como está organizada tu habitación:

Este principio se basa en la filosofía del Feng Shui, el cual busca una ocupación a consciencia del espacio y así lograr una influencia positiva en las personas que lo habitan

El sitio en el que está colocada tu cama con respecto al resto de tu habitación puede hacer que duermas soñando con los angelitos, o que tu descanso sea una auténtica pesadilla…

Muchos estudios científicos demuestran que si nuestra cama está colocada en un lugar desde el que puedes ver tu puerta, y “controlar” toda tu habitación, descansarás mejor.

¿Por qué? Porque esto transmite una sensación de seguridad, tu mente siente que no puede pasarte nada malo, y se relaja consiguiendo que duermas mejor.

Qué hacer para levantarse temprano en la mañana…

4.Enfócate en algo positivo y feliz cuando te levantes de la cama:

Evita al máximo ese pensamiento en tu cabeza de que no dormiste lo suficiente.

Esto solo hará las cosas más difíciles en tu día, ya que el primer pensamiento es uno de los responsables de tu estado de ánimo durante tu día.

Es por esto que cuando tienes una celebración, aniversario y fiesta durante ese día, y te levantas pensando en ello, te resulta mucho más fácil y placentero empezar tu día.

Así que para levantarse temprano lleno de energía busca una serie de buenos pensamientos, incluso frases motivacionales, o imagina tus planes a futuro.

Enfócate en tus objetivos que motivan para levantarte día a día. Y si no tienes un objetivo búscalo pero que si no te costará enormemente levantarte por muchas horas que duermas.

 

5.Luego de tu pensamiento positivo, hidrata tu cuerpo:

Estos hábitos no solo buscan ayudarte a levantarse temprano sin sentirte cansado, sino que lleves un estilo de vida saludable y productivo.

Acabas de pasar más de 5 horas de sueño donde tu cuerpo no se ha hidratado.

Cuando te levantas y tomas un vaso de agua, no solo estarás hidratando tu cuerpo, sino que “encenderás” tu metabolismo, lo que te hará despertar más rápido.

Por último, no te acostumbres a tomar siempre café en las mañanas. Cuando lo haces parte de tu rutina tu cuerpo se suele acostumbrar y sus efectos se pierden.

El café debería ser tomado para disfrutarlo, no para mantenerte despierto.

 6. Aférrate a una rutina de ejercicio:

Te levantaste de la cama, lograste despertarte lleno de entusiasmo y pensamientos positivos… ¿ahora qué?

En cuestión de minutos el sueño vuelve, las ganas de dormir y el sentimiento de que no fue suficiente regresan rápidamente…

¡Endorfinas! Que mejor manera de empezar el día que con estas hormonas de la felicidad. Activarás tu cuerpo y tendrás energía y motivación extra para el resto del día.

El ejercicio no solo te hace pensar mejor, estar más sano y más feliz (científicamente probado), también te ayuda a prevenir y combatir el estrés.

Es por esto que Steve Jobs disfrutaba de tomar largas caminatas; el ejercicio en la mañana tiene múltiples beneficios, no solo en tu salud sino en tu trabajo.

Ver: ¿Qué dijo antes de morir?: Lección de vida Steve Jobs

En conclusión, si quieres aprender cómo levantarse temprano sin sentirte cansado, y lleno de energía para enfrentar un nuevo día, préstale atención a estos hábitos y a lo que haces desde que te levantas.

 

FOCUS, DE DANIEL GOLEMAN es un libro que nos enseña como mejorar nuestra capacidad de atención en nuestras tareas y ser más productivo las 24 horas.

¡Click Aquí para comprar Focus MÁS BARATO!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *